Este bizcocho está basado en la receta que viene en el propio envase de la harina que usé: Yolanda pero con algún “extra”. Sirve para rebozar sin huevo pero también para empanadas y repostería. La encontré en Alimerka y el paquete de 500gr me costó 0’99€.

Ingredientes:

  • 250gr de harina Yolanda
  • 125gr de azúcar
  • 1/4 de litro de leche de soja
  • medio vaso de aceite
  • 1/2 sobre de levadura (aproximadamente)
  • Ralladura de naranja (opcional)
  • Ralladura de media manzana (opcional)
  • Sirope de chocolate (opcional)

Si os fijáis las cantidades que usé son la mitad de lo que pone en el envase, porque me parecía que si no podía quedar muy grande.

Poned a calentar el horno a 180ºC.

Lo primero que hay que hacer es mezclar los ingredientes “secos” en un bol, es decir, harina, azúcar y levadura.  Luego sobre ese mismo bol a rallar la naranja, con un poco vale, es por dar un poco de aroma, ah! y rallad sin llegar a la parte blanca, que da peor sabor.  La manzana yo la pelo y luego rallo la mitad, pero la puedes echar entera, en trocitos o al gusto.
Después se añade el resto de los ingredientes (salvo el sirope) y se mezcla todo bien. Intentad que no os queden grumos, aunque de la manzana alguno os quedará. Si revolvisteis bien os quedará una mezcla de textura suave, más tirando a líquida y con color amarillento. Si no, le dais al play aquí y removéis durante una o dos canciones.

Untáis el molde que vayáis a utilizar con un poco de aceite y luego espolvoreáis un poco de harina, para que luego sea más fácil desmoldar el bizcocho.

Una vez volcada toda la masa en el molde, podéis hacer un dibujo con el sirope, pero esto es completamente opcional, le da un toque de chocolate, pero tampoco es un bizcocho de chocolate, así que es más bien por presentación.

Luego al horno durante 45 minutos más o menos. Es importante no abrir el horno mientras el bizcocho está subiendo. Cuando veáis que ya está dorado por arriba y pasados los tres cuartos de hora aproximadamente, se puede probar si está hecho por dentro hundiendo un tenedor en el bizcocho, si sale limpio, sin nada pegado, estará bien cocido por dentro. Si no, un poco más al horno y si ya está dorado, como os conté en la empanada, papel albal tapando la parte de arriba y si acaso poned el horno con calor sólo por la parte de abajo.

¡Que aproveche!

Posts relacionados: