Es muy fácil de hacer y supongo que cada uno tiene su versión de este clásico, pero ahí va la mía, bastante simplificada:

Ingredientes

  • 400gr de Garbanzos (yo uso de los que ya vienen precocidos para no tener que ponerlos a remojo el día antes, y los típicos tarros de cristal traen 750gr pero son el realidad 400gr escurridos).
  • 1 cebolla.
  • 4 cucharadas de harina (yo no tenía de garbanzo y usé de la de trigo normal)
  • 1/2 sobre de levadura en polvo.
  • Ajo en polvo.
  • Perejil.
  • Cilantro.
  • Comino.
  • Curcuma.
  • Pimienta.
  • Curry.
  • Pan rallado.

Usé todas las especias de las de tarritos, aunque lo que tengáis fresco, seguro que le da mucho mejor sabor.

El proceso que yo sigo es bastante sencillo, pelo la cebolla y la meto a la picadora para que quede bien fina. Después escurro los garbanzos y los aclaro un poco con agua en colador grande o el escurridor de la pasta. Voy picando en dos o tres tandas los garbanzos también en la picadora y luego los mezclo en un bol con la cebolla. Si no tenéis picadora, cortad la cebolla finita y machacad los garbanzos con un tenedor. Luego añadís harina, la pasta tiene que quedar bastante seca, que no se os pegue a las manos.

Después solo es cuestión de ir añadiendo las especias, me gustaría especificar, pero al final es cuestión de gustos y que cada uno encuentre las cantidades que más le gustan. Yo suelo echar bastante ajo y me gusta también con bastante comino. Podéis echar en un principio un poquito de todo y cuando lo tengáis bien mezclado probarlo e ir añadiendo al gusto.

Por último añado el medio sobre de levadura y dejo reposar media hora o así, para que la masa quede más seca.

Después se hacen bolitas como si fueran croquetas, solo que más aplastaditas (o no, al gusto también). Yo las paso por un poco de pan rallado para que queden bien doradas al freír. Luego a la sartén con abundante aceite caliente  hasta que doren y a escurrir con papel de cocina.

Si echáis la primera bolita a la sartén y veis que se deshace, seguramente es que la masa está poco compacta, volved a añadir más harina. Yo creo que pierde sabor, pero así no perdéis todo el trabajo…

Ah! y no hay problema en prepararlo y luego meterlo al congelador antes de freír.

Lo podéis acompañar con ensalada o en pan de pita como en los Kebaps, sea como sea…¡Que aproveche!

http://www.facebook.com/beginveganbegun 

falafel vegano

Posts relacionados: