Hoy es el “Vegan Pizza Day” (en este enlace de Gastronomía Vegana podéis leer más información y más recetas), así que voy con una. Iba a hacer una barbacoa, pero al final se me ocurrió ésta en dulce, ¡a ver si os gusta!. La receta es casi igual que la que ya había publicado de Seitán y Champiñones.

Ingredientes:

Para la masa

  • 1/2 vaso de agua.
  • 200 gr. de harina de trigo (aproximadamente).
  • 1/2 sobre de levadura.
  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharadita de aceite
  • O una base comprada, sin ingredientes de origen animal. (Que es el caso de la de la foto)

Para la pizza

  • 2 o 3 galletas “normales”.
  • Un puñado de galletitas de chocolate (yo estas las compré en Lidl y son de Hello Kitty, revisé un día los ingredientes por casualidad y sorprendentemente no llevaban ni huevos ni leche… ¡son un vicio!).
  • 100gr. de chocolate para fundir.
  • 1/2 vaso de leche de soja (o cualquier otra vegetal).
  • 1 cucharadita de margarina de soja.
  • Fideos de azúcar.

Preparando la masa:

Primero hay que calentar un poco el agua en el microondas y añadirle, la sal, el azúcar y el aceite. Luego vamos mezclando poco a poco la harina y la levadura. Yo lo voy mezclando en un bol grande. Cuando la masa empieza a despegarse de la paredes del recipiente empieza a estar más o menos lista. La podéis sacar a la encimera, bien limpia y en la que se pone previamente un poco de harina para que la masa no se pegue. Seguís añadiendo harina y vais amasando hasta que quede una masa fácil de moldear y suave, que no se pegue a los dedos. Tiene que ser más suave que la plastilina, para que no quede muy dura. Después hacéis una bola y la dejáis reposar un cuarto de hora o en un plato tapada con un paño.

Pasados esos minutos, notaréis que la masa ha aumentado de tamaño. Volvéis a espolvorear un poco de harina la encimera y vais estirando la masa con ayuda de un rodillo, dándole la forma redondeada. La colocáis encima de la base en la que vaya a ir al horno (podéis echar un poco más de harina en él, para que no se pegue).

Si usáis la base comprada os interesa desde aquí:

Con el horno a 180º o así metéis la masa para que se cocine hasta que quede un poco doradita. Sí, sin ponerle nada encima. Si veis que sube demasiado, pincharla con un tenedor.

Mientras ponéis a fundir el chocolate con la leche y la margarina y mezcláis bien para que quede uniforme. Las galletas las machacáis con las manos (las rompemos, vaya).

Cuando la masa esté lista, colocamos los ingredientes y luego podemos meter un par de minutos todo al horno de nuevo con el calor residual que queda después de apagarlo. Si queréis que quede todo un poco caliente, si no ¡ya está lista para comer!

¡Que aproveche!

https://www.facebook.com/beginveganbegun

Pizza dulce vegana

Posts relacionados: