La verdad que no soy yo mucho de Halloween o Samhain, pero me apetecía darle un toque a la receta y aprovechar la excusa para hacer esta crema, que es facilísima.

Ingredientes:

  • 1 calabaza
  • 2 zanahorias
  • 1 patata grande
  • Aceite de oliva
  • Nuez moscada
  • Pipas de calabaza
  • Sal

Preparación:

La preparación es tan sencilla como la de cualquier otra crema. Lavamos y pelamos todas las verduras, las cortamos en dados y las ponemos a cocer durante unos 25-30 minutos aproximadamente.

Dejamos templar un poco (sobre todo si como yo usáis batidora de vaso) y trituramos bien, que quede una textura fina. Yo suelo escurrir casi todo el agua de la cocción antes de batir, pero reservándola por si veo que la crema queda muy espesa poder corregir.

Una vez tengamos la consistencia que más nos guste, añadimos sal al gusto y un chorro de aceite de oliva (a poder ser virgen extra). Yo para darle un toque de sabor, añadí una pizca de nuez moscada (pero cuidado porque si nos pasamos un poco puede dar un sabor demasiado fuerte).

A la hora de presentar, podemos añadirle unas pipas de calabaza como yo hice u optar por los clásicos picatostes ¡y listo!

¡Que aproveche!

Posts relacionados: