Hoy toca receta con champiñones y calabacín, mis favoritos en la cocina. Es genial para aprovechar esos champiñones grandes que da pena cortar para hacer un salteado o una crema. Además, aunque lleve algo más de tiempo que éstos recursos fáciles, veréis que merece la pena. ¡Allá vamos!

Ingredientes:

  • 8 champiñones grandes
  • 1 cebolla
  • 1 calabacín no muy grande
  • 4 tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal gorda

 

Preparación

En primer lugar limpiamos los champiñones y les quitamos el tallo, dejando el hueco para el relleno, pero ¡ojo! no tiréis el tallo, que lo usaremos.

Después lavamos y picamos la cebolla y el calabacín en tozos pequeñitos junto con la parte de los champiñones que reservamos previamente (yo utilicé una picador manual para ahorrar tiempo).

Ponemos a freír las verduras cortadas con un poco de aceite de oliva y salpimentamos. Dejamos hacerse unos minutos hasta que empiecen a estar blandas. No hace falta que estén muy hechas.

El siguiente y último paso es rellenar los champiñones, colocar encima los tomates cherry y ponerlos en la bandeja del horno, que previamente untaremos con un poco de aceite de oliva para que los champiñones no se peguen. Espolvoremos un poco de sal gorda y metemos al horno precalentado a 150º. En unos 30 minutos están listos los champiñones rellenos. Si les queréis dar un toque diferente podéis presentarlos en los papelitos de los cupcakes  (¡¡gracias a la “regaladora” de los míos!!).

¡Que aproveche!

 

champiñones rellenos veganos

Posts relacionados: