Estos panecillos de pipa son ideales para picar, crujientes, saladitos y mucho menos grasientos que los que venden en palitos. Dicen a gritos ¡llévanos a la playa!. Las cantidades que propongo dan para poquitos, pero podéis doblar cantidades si queréis hacer para guardar. ¡Vamos allá!

Ingredientes

  • 100 gr de harina
  • 100 ml de agua
  • 1 cucharadita de postre de levadura en polvo
  • 30 gramos de pipas
  • 1 cucharadita de postre de sal gorda
  • Aceite de oliva

Preparación

Mezclamos la harina con la levadura, las pipas y la sal y después añadimos el agua. Mezclamos bien para que no queden grumos (salvo lo de las pipas) y dejamos reposar mientras el horno se calienta a unos 200º.

Ponemos sobre la bandeja del horno papel de hornear y con una cuchara vamos echando la masa. Veréis que es bastante pegajosa, pero no os preocupéis. Yo las hice de tamaño de una galleta y después espolvoreé unos granos de sal gorda.

Ponemos a hornear durante unos 20-25 minutos. En los últimos 10 minutos yo saqué la bandeja, y con un pincel de cocina, unté un poco de aceite de oliva en cada uno de los panecillos.

Cuando veáis que tiene color dorado ya podéis sacarlos. Dejamos enfriar ¡y a devorar! ¡Que aproveche!

Panecillos de pipa veganos

Posts relacionados: