El otro días nos trajeron unas setas enormes a casa y una de las primeras ideas que se me ocurrieron fue hacer una lasaña, nunca había probado a hacerla con setas, pero la verdad que quedó muy rica. Aquí va la receta de la lasaña de setas vegana:

Ingredientes

  • 1 seta Langermannia gigantea (podéis usar otro tipo, siempre que sea grande y puedan hacerse rodajas)
  • 1 tacita de soja fina texturizada
  • 1/2 cebolla grande (o una pequeñita)
  • Tomate triturado
  • 50 gr de harina
  • 300 ml de leche vegetal
  • 1 puñado de almendras laminadas
  • Sal
  • Aceite de oliva

Para dos raciones

Preparación

Vamos a empezar por preparar la bechamel, pues es lo que más vamos a tardar en tener listo. Cuando son cantidades pequeñas, como es el caso, yo suelo hacerla en una sartén.

Ponemos primero los 50 gramos de harina en la sartén y dejamos a fuego medio unos 2 o 3 minutos. Después vamos añadiendo poco a poco la leche vegetal para que no queden grumos. Si veis que os queda muy espesa, podéis añadir más leche vegetal. Cuando tengamos el espesor deseado, añadimos un poco de sal al gusto.

Mientras la hacemos, podemos tener a remojo la soja e ir avanzando con la seta. La cortamos en rodajas de un dedo de grosor más o menos (contad con que la seta reduce un montón al cocinar). Ponemos estos “filetes” en la sartén con un poco de aceite ya caliente y dejamos que se vayan haciendo a fuego suave. Ponemos un poco de sal y damos la vuelta con frecuencia para que doren uniformemente.

Aprovechamos también para tostar un poco las almendras laminadas, poniéndolas en una sartén sin aceite ni sal a fuego medio.

Sólo nos queda el relleno. Cortamos la cebolla y ponemos a pochar en aceite de oliva con un poquito de sal. Cuando ya esté blandita y transparente añadimos la soja texturizada (recordad que después de hidratarla hay que escurrirla bien) y posteriormente el tomate triturado. No pongáis demasiado para que no os quede muy líquido el relleno y aguante bien al montarlo. Dejamos que los tres ingredientes se hagan bien un par de minutos más y después retiramos del fuego.

Ahora toca montar la lasaña de setas vegana. Ponemos una de las rodajas de seta, cubrimos con unas cucharadas de la soja texturizada y repetimos el proceso. En la última capa cubrimos con otra rodaja de seta, pero cubrimos esta vez con unas cucharadas de bechamel y unas almendras.

Es más fácil hacerlo que describirlo ¡ya veréis! ¡Que aproveche!

Lasaña de setas vegana

Lasaña de setas vegana