Hoy os traigo una receta siciliana recomendada por una amiga que estuve por tierras italianas una temporada (Gracias Vico!!). Los arancini son una especie de croquetas de arroz super grandes y rellenas que se suelen servir como aperitivo. Yo he optado por veganizar la receta tradicional y rellenarlas de verduras, así que han salido “arancini de berenjena”. Quedan super ricos así que no sé que esperáis para probarlos 😉

Ingredientes

  • 240 gr de arroz
  • 1 litro de agua
  • 1 berenjena
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde italiano
  • Varias hebras de azafrán
  • Especias al gusto: yo usé una mezcla provenzal ya hecha que lleva romero, tomillo, ajedrea, mejorana, albahaca y orégano (la compré en el Lidl)
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado
  • 4 cucharadas de harina para rebozar (Harina Yolanda)

Preparación

Empezaremos por el arroz. Ponemos un poco de aceite de oliva en la sartén y añadimos un poco sal y unas hebras de azafrán. Después echamos el arroz de dejamos que coja un color translúcido, pero sin que se llegue a quemar. Empezaremos a echar el caldo caliente que habremos preparado poniendo a hervir el agua y añadiendo la mezcla de especias a modo de infusión. Iremos añadiendo poco a poco el agua según el arroz lo vaya necesitando hasta que quede blando y sin agua. Antes de retirar probamos que esté bien de sal y si hace falta corregimos.

Lo retiramos del fuego y extendemos sobre papel de horno para que enfríe por todas partes y vaya perdiendo más uniformemente la humedad.

Mientras el arroz enfría prepararemos el relleno. Lavamos y cortamos en dados pequeños las verduras y ponemos a pochar en aceite de oliva a fuego suave y añadimos sal y pimienta al gusto. Cuando estén blanditas y empiecen a dorar, retiramos del fuego y dejamos que se enfríen un poco.

Aprovechamos para preparar el rebozado de los arancini mezclando las 4 cucharaditas de harina Yolanda con agua hasta que consigamos una mezcla de consistencia similar al huevo batido. Preparamos en otro plato a parte el pan rallado.

Ahora que ya tendremos todos los ingredientes templados así que comenzamos a hacer las “croquetas”.  Colocamos un par de cucharadas de arroz en la mano y lo extendemos. Ponemos encima una cucharadita del relleno y cerramos el puño para formar una bola. Si quedan huecos añadimos un poco más de arroz y después presionamos las bolas para que después el arancini de berenjena no se abra. Lo bañamos en la mezcla de harina y agua y después rebozamos en el pan rallado.

Repetiremos la operación 10 u 11 veces (a mí me dio para esta cantidad) y después freímos en aceite abundante y bien caliente. Si no lo hacéis en una freidora (yo tampoco) tened cuidado de ir dándoles vueltas para que se frían y doren uniformemente. Vamos sacando a un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y ¡listo!

¡Que aproveche!

 

Posts relacionados: