Hoy os traigo la receta de calabacines rellenos de quinoa, pero también otras novedades de esta última semana, que ha sido muy movida para Begin Vegan Begun. Si las quieres saber todas… ¡Tienes que leer el post entero! 😉

Lo primero quiero dar unas gracias enormes a todos los que me habéis ido acompañando en estos tres años de blog y en especial a aquellos que os habéis animado a participar en el sorteo de las cajas “Ray of sunshine” de Lush. Habéis sido 791 y la verdad que no me espera tanta acogida… ¡tres regalos se han quedado en nada! ¿Habrá que hacer próximos sorteos pronto no? :) Podéis ver las ganadoras en este post de Facebook. Y para cerrar este tema, no puedo si no dar las gracias a Lush por ayudarme a hacerlo posible.

Ingredientes:

  • 2 calabacines luna (de los redonditos, aunque podéis usar los normales si no encontráis)
  • 1/2 cebolla
  • 100 gr de quinoa
  • 1 diente de ajo
  • Queso vegano para gratinar (yo usé Saturn de Divina Teresa)
  • Semillas de lino
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 chorrito de salsa de soja

Preparación:

Empezamos vaciando, cortando la parte superior del calabacín y quitando el interior con una cucharilla de postre. Es muy sencillo, sólo hay que tener cuidado de no quitar demasiado de las paredes para que no se quede muy blando luego.

Después pasamos a la picadora el relleno que le acabamos de quitar al calabacín junto con la media cebolla. Después ponemos a sofreír en la sartén con un aceite de oliva rico y a fuego medio-bajo. Salpimentamos.

Vamos haciendo también la quinoa: en primer lugar la lavamos bien con agua fría. Después la cocinamos como si fuese arroz: el doble de agua que de quinoa y a hervir. Yo le añadí un diente de ajo y un poco de sal y pimienta. En unos 20 minutos estará listo.

Cuando tengamos la quinoa, mezclamos en la sartén con nuestro sofrito y añadimos un chorrín de salsa de soja. Corregimos sal si hace falta.

Dejamos templar y después comenzamos a rellenar los calabacines que habíamos vaciado al principio. Rallamos un poco de queso vegano y lo echamos por encima.

Metemos al horno unos 15 minutos a 180º. Después dejamos otros 5 minutos, pero con el grill y añadimos las semillas de lino por encima. Veréis que empieza a quedar dorado y ¡listo para comer!

¡Que aprovechen los calabacines rellenos de quinoa!

 

 

Posts relacionados: