Últimamente estoy yendo más a lo salado que a lo dulce, pero la verdad es que de vez en cuando apetece darse un capricho. Esta vez me animé con un bundt cake vegano con nueces e hice por primera vez la cobertura de azúcar. Aquí va mi experiencia:

Ingredientes

  • 200 gr de harina
  • 150 gr de panela
  • 10 gr de levadura
  • 60 gr de margarina vegetal
  • 140 ml de leche de soja
  • 1 yogur de soja
  • 1/2 cucharadita de aroma de ron (opcional)
  • 60 gr de nueces (o más, al gusto)

Ingredientes para la cobertura (opcional)

  • 1 taza de azúcar glass
  • Zumo de 1 limón

Preparación

En primer lugar mezclamos la harina con la levadura. Por otro lado tamizamos la panela y la mezclamos con la margarina que habremos calentado previamente para dejarla más bien líquida. Cuando tengamos integrada la panela y el azúcar añadimos la leche y el yogur y mezclamos bien. Añadimos después la mezcla líquida al recipiente en el que hayamos puesto la harina y mezclamos bien. Cuando tengamos una mezcla uniforme añadimos el aroma de ron y volvemos a mezclar. Por último machacamos las nueces y las echamos a la masa para después volver a remover.

Para machacar las nueces yo usé una bolsa de congelar y un rodillo. Metemos las nueces en la bolsa, cerramos y pasamos el rodillo varias veces. Quedarán desmenuzadas y sin marchar toda la encimera ni la picadora.

Si usamos un molde de silicona ponemos directamente la masa y horneamos, si no ponemos un poco de aceite en el molde para que luego sea más fácil desmoldar y no se quede pegado. El horno deberá estar precalentado a unos 180º. Cuando empiece a estar dorado hacemos prueba hundiendo un cuchillo o un palillo de madera, si sale limpio, está listo.

Sacamos del horno y dejamos enfriar. Este paso es muy importante si queréis hacer la cobertura, porque si ponemos la cobertura con el bizcocho caliente o templado se nos deshará.

La cobertura es muy sencilla, a la taza de azúcar glass vamos añadiendo poco a poco el limón hasta tener una masa homogénea y bastante espesa. Podéis ayudaros con una batidora que tenga varillas. Cuando esté firme la mezcla esparcimos por el bundt cake vegano y frío de forma abundante (sin miedo) y dejamos que enfríe al aire. Se formará una costra dura que luego ¡está riquísima! Y listo.

¡Que aproveche!

Posts relacionados: