Hacía tiempo que tenía ganas de publicar esta receta de focaccia vegana, para hacerla partí de Veganomicón, pero no le acababa de pillar le truco. Los que me seguís en instagam habréis visto ya alguna prueba previa. Por fin está aquí y creo que será una de esas recetas de repetir frecuentemente. Ahí vamos!

Ingredientes

  • 300ml de agua templada
  • 8gr de levadura de panadería
  • 400gr de harina integral (o 200 integral y 200 de trigo)
  • Aceitunas verdes
  • Aceitunas negras
  • Aceite de oliva
  • Tomillo fresco
  • Sal gorda

Preparación

Primero mezclamos en un bol de cristal el agua templada con la levadura, añadimos un poco de sal y un cucharada de aceite de oliva. Después empezamos a añadir harina poco a poco hasta conseguir una masa homogénea que se despegue de las paredes del recipiente. Es importante que no echemos toda la harina de golpe, debemos ir amasando poco a poco primero con una lengua de gato o unas varillas y después con las manos. Como decía, la masa debe despegarse del recipiente pero mantener flexibilidad y no ser demasiado dura, así que no os preocupé si necesitáis un poco más o un poco menos de harina de la que propongo en la receta. Cuando la tengamos en este punto, amasamos unos 5 minutos sobre una superficie enharinada.

Después dejamos reposar en un bol en el que habremos untado aceite de oliva previamente para que no se pegue. Cubrimos con film transparente y dejamos que la masa crezca unas dos horas. Yo siempre hago como mi abuela y pongo bajo el bol una taza con agua caliente para mantener cierto calor y que la masa de nuestra focaccia vegana suba más.

Pasadas las dos horas, sacamos de nuestro bol y amasamos 5 minutos más. Aquí podéis ver cómo me quedó a mí. Después estiramos y pasamos a la bandeja del horno que previamente habremos untado con un poco de aceite. Volvemos a cubrir con film y dejamos una media hora.

Después ponemos el horno a precalentar a 180º. Mientras, pintamos la focaccia con aceite de oliva, si puede ser aromatizado con tomillo fresco. Cuando la tengamos pintada añadimos las aceitunas en rodajas verdes y negras al gusto. Ponemos sal gorda y al horno unos 30 minutos.

Dejamos templar un poco y ¡a disfrutar nuestra focaccia vegana!

¡Que aproveche!

 

Posts relacionados: