En abril estuve en dos bodas y la verdad es que en ambas se preocuparon un montón por darme cosas ricas y veganas (¡Gracias novios!). Tanto se preocuparon, que me quedé con ganas de probar a hacer en casa unas empanadillas veganas de espinacas y pera que me pusieron de entrantes en una de ellas. Me he puesto a experimentar y esta es mi versión. ¡Ahí va la receta!

Ingredientes para la masa (12 empanadillas)

  • 50 ml de agua
  • 50 ml de aceite
  • 150-170 gramos de harina para repostería
  • 1/2 cucharadita de sal

Ingredientes para el relleno

  • 70 gr de espinacas frescas
  • 2 peras (usé pera conferencia y eran bastante grandes)
  • 1 buen puñado de nueces
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Empezaremos preparando la masa. Ponemos en un recipiente los ingredientes secos (harina y sal) y en otro mezclamos el aceite y la sal. Luego vertemos esta mezcla en nuestro bol con harina y vamos mezclando hasta obtener una masa homogénea y que no se pegue a las manos. Si vemos que está muy pegajosa, podemos añadir un poco más de harina.

Envolvemos en film transparente y dejamos reposar en la nevera una hora más o menos.

Entre tanto, podemos ir preparando el relleno. Primero lavamos, cortamos y escaldamos las espinacas un par de minutos en agua hirviendo y después las escurrimos. Mientras pelamos las peras y las metemos al microondas unos 3 minutos, después las aplastamos con un tenedor.

En una sartén ponemos a calentar una cucharada de aceite de oliva virgen y añadimos las nueces picadas para dorarlas un poco. Después ponemos las espinacas y las peras machacadas y dejamos hacer a fuego lento hasta que el líquido que suelta la pera se haya evaporado. Ponemos sal al gusto y reservamos.

Sacamos la masa de la nevera y estiramos con ayuda de un rodillo de madera. Tenemos que estirarla bastante para que luego nuestras empanadillas veganas no queden con mucha masa. Cuando tenemos la masa bien estirada, la cortamos en círculos. Yo usé un anillo para emplatar.

Para montar las empanadillas ponemos una cucharada de relleno en el centro de nuestro círculo y cerramos la empanadilla por la mitad presionando con los dedos los bordes para que no se abran. Después con un tenedor marcamos los bordes para sellar mejor la empanadilla.

Colocamos sobre papel de hornear y metemos al horno previamente precalentado a 180º. Dejamos una media hora, hasta que los bordes empiezan a dorarse.

Si preferís, podéis hacerlas también fritas o con cualquier otro relleno, es una masa muy fácil de hacer y os servirá también para empanadas dulces o saladas.

Dejamos templar un poco ¡y a disfrutar las empanadillas veganas de de espinacas y pera!

¡Que aproveche!

Posts relacionados: