Con el calor apetecen más frutas ¿verdad? Ya sea en forma de batido, helado ¡o a mordiscos! Yo esta semana he tenido el capricho de hacerme un batido de frutos rojos, o smoothie, os cuento cómo lo he hecho:

Ingredientes:

  • 250 gr de fresas
  • 125 gr de frambuesas
  • 125 gr de moras
  • 300 ml de agua
  • Sirope de ágave (opcional)
  • Semillas de lino o chía (opcional)

Preparación

Primero lavamos bien las frutas. Yo suelo cortar también las fresas pero si no son muy grandes tampoco hace falta.

Ponemos las frutas en el baso de la batidora y trituramos hasta que tengamos una textura suave y homogénea.

Yo en este caso usé las frambuesas y las moras congeladas, dan un textura muy cremosa y además hace que el batido esté super fresquito. Si las usáis congeladas, tened en cuenta el tipo de batidora que usáis, si no es muy potente, mejor sacadlas del congelador unos minutos antes para que no estén muy duras. Yo ya sabéis que uso la Optimum 9400 y no da problemas de este tipo :) pero ¡tened precaución si usáis una batidora menos potente!

En este caso yo no he utilizado ningún endulzante, ya os conté más veces que yo soy de sabores ácidos, pero con un chorrito de sirope de agave quedaría muy bien.

También podéis añadirle unas semillas, de lino o de chía, triturándolas a la vez que las frutas y aportaréis un extra de nutrientes.

Otra opción es ponerme un poco menos de agua para obtener una textura más cremosa. Así lo podrías acompañar con otras frutas, avena, frutos secos o semillas y haceros un smoothie bowl riquísimo.

Decidáis como decidáis hacer vuestra versión de este batido sencillo…

¡Qué aproveche!

Posts relacionados: