Por fin estoy de vuelta de las vacaciones y con muchas ganas de compartir nuevas recetas! Los que me seguís en instagram habréis visto que he estado por Estados Unidos y de allí me traigo la sensación de que por allá hay muchas opciones veganas y también la costumbre de desayunar oatmeal (gachas). Así que aquí va mi versión de este desayuno vegano riquísimo:

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 1/2 taza de avena en copos
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 pizca de canela
  • 1 puñado de nueces
  • 1 manzana

Preparación

La preparación de este desayuno es muy sencilla. La verdad es que merece la pena despertarse 10 minutos antes y prepararlo porque se disfruta un montón.

Para preparar estas gachas (oatmeal) primero ponemos a hervir el agua en un cazo junto con una cucharada de chía.

Si preferís, podéis usar cualquier bebida vegetal en lugar de agua, quedarán más sabrosas pero también un poco más espesas.

Cuando empiece a hervir, bajamos un poco el fuego, dejándolo a potencia baja y añadimos la avena y la pizca de canela. Si os gusta bastante lo dulce, podéis añadir también un poco de panela o el edulcorante que uséis. Yo no le pongo nada porque la verdad me gustan así.

Dejamos que se vaya haciendo poco a poco hasta que absorba todo el agua y la avena esté blanda. La textura es como de un risotto, tened en cuenta que cuando reposa un poco coge aún más firmeza.

Volcamos en un recipiente para que temple y mientras cortamos la manzana y machacamos un poco las nueces. Las añadimos a la avena, mezclamos y a disfrutar.

Como imaginaréis, podéis usar cualquier fruta o fruto seco que os apetezca, yo he usado estos porque son básicos en mi casa y además quedan genial con la canela, pero podéis hacer vuestra versión de estas gachas con frutos rojos, plátano, kiwi, poniendo otro tipo de semillas o frutos secos… infinidad de combinaciones!

¡Que aproveche este oatmeal!

Posts relacionados: