La semana pasada se habló mucho de Jamie Oliver en los medios españoles, así que cotilleando en su web encontré estas galletas veganas que me apeteció versionar. La verdad es que están riquísimas, quedan tipo “digestive”, yo en vuestro lugar no me perdería esta receta:

Ingredientes:

  • 125 ml de aceite de oliva
  • 1 yogur de soja
  • 1 limón en zumo
  • Rayadura de dos limones
  • 125 gr de azúcar moreno (podéis usar otro endulzante)
  • 75 gr de avena
  • 165 gr de harina
  • 50 gr de corn flakes
  • 40 gr de coco en polvo

Preparación para las galletas veganas de avena y limón

Primero vertemos y mezclamos los ingredientes secos en un recipiente. Es decir, la avena, la ralladura de limón, la harina, los cornflakes (machacados con las manos para que queden trocitos pequeños) y el coco en polvo. Yo en este caso pasé el azúcar moreno por el molinillo para que quedase muy fino y no se notase nada después al masticar.

Por otro lado mezclamos los ingredientes líquidos, el aceite de oliva, el yogur y el zumo de limón. Los batimos con unas varillas y veréis que queda una especie de crema. La vertemos poco a poco en el recipiente de los ingredientes secos y mezclamos hasta tener una masa homogénea.

Queda una pasta bastante pegajosa, pero no os preocupéis, las galletas salen genial.

Precalentamos el horno a 180º y colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno para que las galletas no se peguen. Moldeamos las galletas. Yo lo hice directamente sobre la bandeja, poniendo una cucharada de la masa y aplastando con los dedos.

Horneamos unos 15 minutos hasta que los bordes de las galletas veganas de avena y limón empiecen a estar dorados y dejamos que enfríen para que endurezcan.

Así están riquísimas pero podéis ponerles un poco e chocolate, algo más de coco antes de hornear o alguna semilla, ¡lo que os apetezca!

¡Que aproveche!

Posts relacionados: