Se acerca la Semana Santa y aunque yo no la celebro, son días de vacaciones y los dulces son aptos para todas las religiones (o ausencia de) 😉 Así que me he puesto manos a la obra con un dulce típico de estas fechas ¡ahí va la receta!

Ingredientes (8 uds.)

  • Pan del día anterior
  • 400 ml de leche de soja
  • 1 rama de canela
  • 1 cucharada sopera de sirope de agave (u otro endulzante)
  •  2,5 cucharadas de harina para rebozar sin huevo (Yolanda)
  • Canela en polvo
  • Aceite de oliva

Preparación

Para preparar estas torrijas, seguiremos los pasos de la receta tradicional, pero usando leche de soja y harina para rebozar sin huevo.

Primero ponemos a calentar la leche con la rama de canela y la cucharada de sirope de agave. Cuando empiece a hervir retiramos y dejamos que temple.

Cortamos las rebanadas de pan y las remojamos bien en la leche de soja. Vamos colocando en una rejilla (yo suelo usar la del horno) para que suelten el exceso de leche y reservamos.

Colamos el sobrante de leche de haber remojado el pan y le añadimos la harina para rebozar. El objetivo es que quede de una textura similar al huevo batido. A mí con esta cantidad de leche me llegó justo, puede que si tenéis rebanadas de pan más grandes, necesitéis añadir un poco más de leche, y por lo tanto, también un poco más de harina para mantener la textura.

Rebozamos nuestras rebanadas de pan en la mezcla de leche y harina batida y después ponemos a freír en el aceite bien caliente y doramos por ambas partes.

Las sacamos a un plato con papel de cocina para quitar el exceso de aceite y después espolvoreamos con canela en polvo. Tradicionalmente se le pone también azúcar, yo no lo he hecho, pero como más os guste, con canela únicamente también queda muy ricas 😉

¡Que aproveche!

 

 

Posts relacionados: