Hace tiempo que llevo viendo este tipo de pizzas con base de coliflor y la verdad es que siempre me ha parecido una opción super apetecible y sana. Así que después de varias pruebas ¡aquí va mi receta!

Ingredientes para la base:

  • 450g de coliflor (era media coliflor en mi caso)
  • 1 cucharada de semillas de chía y lino molidas
  • 1/2 vaso de agua
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Orégano

Toppings:

  • Tomate triturado
  • Champiñones frescos laminados
  • Tomates cherry
  • Queso vegano
  • Espinacas frescas

Preparación:

La preparación de esta pizza con base de coliflor es un poco más laboriosa que las tradicionales, pero ¡merece la pena! Primero trituramos la coliflor hasta que quede una textura como de cúscús.

Ponemos en una sartén con 1 vaso de agua y un poco de sal y dejamos que se haga a fuego lento durante unos 15 minutos. Dejamos que se enfríe.

Después volcamos en el centro de un paño limpio, juntamos las esquinas de paño y comenzamos a presionar para escurrir la mayor cantidad de agua posible. Os recomiendo tener paciencia en este paso y apretar hasta quitar todo el agua.

Después volvamos la masa resultante en un bol y mezclamos con las semillas de lino y chía trituradas, que habremos dejado previamente a remojo en medio vaso de agua. Veréis que cogen una textura densa y gelatinosa. Yo siempre suelo tener semillas de chía y lino molidas y mezcladas porque las echo en batidos, yogures etc. Si vosotros sólo tenéis semillas de lino o semillas de chía, no hay problema, podéis hacerlo solo con las que tengáis.

Añadimos una pizca de sal, 1/2 cucharadita de ajo en polvo y un poco de orégano. Mezclamos bien.

Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno y colocamos nuestra masa. Aplastamos con los dedos la masa y vamos dando la forma redondeada. No dejéis la masa muy fina porque si no, podría romperse. Fijaos también que no queden grietas.

Metemos al horno precalentado a 200ª y dejamos que se haga durante unos 30 minutos en la parte media. Sacamos, ponemos otro trozo de papel de hornear por encima y volteamos para hornear por la otra cara. Despegamos el papel de hornear con cuidado y metemos de nuevo al horno durante 10 minutos en parte de abajo del horno.

Sacamos y colocamos ahora los toppings: 2 cucharadas de tomate triturado, champiñones laminados, tomates cherry y queso vegano en mi caso. vosotros podéis poner lo que más os guste 😉

Horneamos hasta que el queso esté derretido y el resto de los ingredientes cocinados (unos 15 minutos) y sacamos del horno. Yo he puesto también unas hojas de espinacas por encima, ¡y a comer!

¡Qué aproveche!

Posts relacionados: