¿Cómo lleváis el calor? Yo fatal jaja así que la mejor solución es hacer un buen helado y sobre todo si es de fruta como este helado de melocotón y vainilla, que además es super fácil con muy pocos ingredientes. Os cuento cómo se hace:

Ingredientes:

2 melocotones

500 ml de leche de soja

1 cucharada sopera de esencia de vainilla (opcional)

1 cucharada sopera de proteina vegana sabor vainilla (opcional)

Preparación:

Primero debemos pelar y cortar en dados no muy grandes los dos melocotones y ponerlos a congelar la noche antes.

Cuando tengamos el melocotón congelado, lo ponemos en el vaso de batidora con la leche y batimos hasta tener una mezcla homogénea. Dependiendo de la potencia de la batidora, puede que tengáis que poner un poco más de leche.

Después añadimos la cucharada de vainilla y de proteína (esto hará que tenga un sabor a helado de vainilla super rico). Si preferís que conserve la potencia del sabor a melocotón, podéis saltar este paso.

Cuando tengamos una mezcla homogénea y cremosa ya solo queda poner los toppings que queramos a nuestro helado de melocotón. Yo en este caso he puesto unos arándanos y un poco de chocolate rallado. ¿Qué le pondríais vosotros?

¡Qué aproveche!

Nota: en el caso de que necesitéis bastante leche para batir y os quede muy líquido, podéis meterlo un par de horas en la nevera para que tome consistencia.

Posts relacionados: